Destelao.com te informa:

En los tiempos de Pinochet, según la prensa burguesa, Chile vivía una sólida democracia, mientras que ahora, Venezuela es una dictadura. Es sencillo… cuando gobierna la derecha es democracia, pero si por casualidad gobierna la Izquierda, entonces es una dictadura represiva.  Anónimo

En el 1999, cuando Hugo Chávez Frías asumió la presidencia de Venezuela, había en ese país una desigualdad social abrumadora.  El 80% de la población estaba reducida a la pobreza, y cuando no, a la miseria.  Era patético el contraste entre los millones de personas que vivían en los ranchos de cartón construidos en los cerros venezolanos, y los ricos, que vivían en sus mansiones con perros amaestrados.  En ese habitad, los niños de los obreros… millonarios de lombrices, y los niños de los ricos…muy bien…todos muy felices, sobrealimentados hasta llegar a la obesidad y educándose en las mejores escuelas para formación de mentalidad capitalista.  

 De sus hijos e hijas señoritas y señoritos…  ni hablar.  Todos viajando a Miami a comprarse el carro deportivo último modelo y otros caprichitos, con los chelitos que recibían sin trabajar de PDVSA.  En estas, no se quedaban atrás, sus mujeres, sean la esposa, o las queridas.  Ellas, también hacían lo mismo, sin perderse de viajar a Europa, muy especialmente a Paris, para retratarse en el Rio Sena y frente a la Torre Eiffel, para tener en sus álbumes estas pruebas que testimonian sus refinados y exquisitos gustos y cultura.  Toda esta vida glamorosa, se daban, mientras el Compadre Juan, junto a su familia, se lo llevada el diablo en las fábricas de esa gente que le pagaban un sueldo de miseria.  Entonces, ante la desesperación de tantos Juanes, que en masa constituían la mayoría del pueblo, a su vez, eran invisibles a las clases gobernantes, a los derechos humanos, a la justicia y a los centros mundiales de poder, en especial para Washington.  En estas condiciones, como solución a esos males, el cura de la Iglesia del barrio, solo decía, Juan…vamos a rezar.

Pero, ¿qué ha pasado? Juan se ha revelado…  Juan se ha tirado a la calle y ha dejado el tanto rezar.  Sucedió, que en medio de tantos sufrimientos, de tanta pobreza con hambre, en pleno padecimiento de tantas iniquidades, apareció en el ambiente otro Cristo loco, predicando una especie de Cristianismo-Socialismo del siglo 21. 

Pero como en aquella Venezuela de año 1999, lo Juanes eran mayoría, el nuevo Cristo loco, predicando su evangelio revolucionario de redención para ellos, ganó abrumadoramente unas elecciones que nadie le pudo escatimar.

Ya en el poder, este loco, después moteado como “guardia bruto”, le dio por cumplir sus promesas de campaña.  En este nuevo escenario, esa gran mayoría despreciada, olvidada, invisible y sin derechos humanos, pasó a ser visible y sujetos de derechos. Ellos pasaron a ser beneficiados directos de la riqueza petrolera de su país, que antes, en casi su totalidad, sólo iba a parar a manos del tiburón de la Bahía y de sus asociados lobos y buitres.  En esta nueva forma de hacer política, la distribución de la riqueza fue un hecho, en consecuencia, se dispusieron de los recursos económicos necesarios para que la educación, la salud, la vivienda, el empleo digno y otros derechos llegaran al pueblo, anteriormente ignorado.

Desde sus inicios, “el nuevo loco”, tuvo de feroces enemigos al Tiburón y a sus asociados.  Tan feroces resultaron estos enemigos, que como al Cristo, al final, también crucificaron al loco, no sin antes, éste, al igual que el crucificado en el Gólgota, haber hecho una obra y dejado un legado que será continuado por sus seguidores locos, con la diferencia, que en esta ocasión, no son 12 los discípulos locos, sino millones en el mundo entero, y que los tiempos, son otros.

Los métodos para tumbar a Chávez, con sus variantes, genéricamente fueron los mismos usados para deshacerse de otros gobernantes.  En esta especie, son ilustrativos los derrocamientos llevados a cabo contra Jacobo Arbenz, Salvador Allende, Juan Bosch Marice Bishop y Manuel Zelaya, entre otros tantos.   

Básicamente, todas las artimañas empleadas para derrocar a Chávez, comprendieron una serie de tácticas y estrategias tendentes a desestabilizar su gobierno y a desacreditar su persona, con el fin de crear las condiciones propicias, del bien planificado golpe de estado.  Fue así, como con esta basamenta, se dio el golpe de estado en el 2002.  El golpe fracasó, pero la conspiración no cesó, sino que siguió soterradamente causando atrocidades, como el sabotaje a PDVSA y daños terribles a la economía.   

Muerto Chávez, al que no pudieron derrotar con el voto popular, le sucede Maduro. Como siempre, la derecha recalcitrante busca todos los motivos de ataque usando para ello, sus abundantes medios de comunicación y comunicadores a su servicio.

Antes, para los opositores, Chávez era un guardia bruto y una bestia autoritaria que estaba desestabilizando la región, ahora Maduro es inmaduro e incapacitado.  Pero además, han seguido con el mismo instructivo que pautan los pasos a seguir para derrocar a un gobierno indeseado para ellos.  Para ese objetivo, han iniciado una campaña nacional e internacional de descredito contra Maduro y su gobierno, conjugada con planes de desestabilización a lo interno, a través del sabotaje a la economía por desabastecimiento de los productos de primera necesidad y creando una elevadísima inflación artificial, vía el encarecimiento de divisas, como también, metiendo fallas en el suministro de agua y energía eléctrica, transporte y otros servicios, generando con la totalidad de estas acciones diabólicas, las condiciones buscadas para justificar el golpe de estado deseado.    

Esta vez, para derrocar a Maduro, han creado una matriz de opinión, con cantantes y bailarines y hasta con escritores y periodistas famosos, que por la naturaleza de su arte o trabajo, tienen enormes influencias sobre las masas, que para desgracia de ellas mismas, no tienen la capacidad para darse cuenta de cuando la están manipulando, para con  ello hacer una realidad la sentencia de Malcolm X que dice: “Cuídate de los medios de comunicación, ellos están preparados para doblegar tu corazón y controlar tu mente. Estudiaron como burlarse de tu inteligencia. Crean la forma para que tú termines odiando al oprimido y amando al opresor”.

De esta pléyade de “amantes de la libertad y de los derechos humanos” que se han asociado para atacar la Revolución Bolivariana, primeramente en la época de Chávez y ahora en la de Maduro, son estelares: Alejandro Sanz, Juanes, María Conchita Alonso, Joaquín Sabina, Miguel Bossé, Franco de Vita, Ricardo Montaner, Shakira y José Luis Rodríguez (El Puma) entre otros.  Y de otras latitudes, el inefable Mario Vargas Llosa, Vicente Fox y José María Aznar entre otros “grandes e insignes demócratas”

Ahora vemos, como estos “grandes humanistas” se han reactivado nueva vez contra la Revolución Bolivariana.  En este contexto llama la atención la cinturóloga Shakira, quien además de estar loca con su tigre y de que anduvo dando cátedras a los presidentes, precisamente en las cumbres de presidentes, de cómo deben educar a sus pueblos, ahora para educar a las jóvenes en los lésbico, ella ha lanzado al mercado, su video lésbico.    http://www.youtube.com/watch?v=o3mP3mJDL2k

En esta arremetida contra la Revolución Bolivariana, hasta la cantante Pop Madonna ha hecho presencia declarando: "Aparentemente, Maduro no está familiarizado con la expresión “derechos humanos”. "El fascismo está vivo y está floreciendo en Venezuela y Rusia”.  En esta conspiración internacional, también se ha sumado Rubén Blades, el cantante para quien el tiburón, ya no es tiburón, sino una blanca paloma de la paz, y para quien además, Pablo pueblo, se ha convertido en Pablo pendejo, por no aceptar mansamente el neoliberalismo.  Tampoco  han querido quedarse a la deriva contra esta conspiración de la política económica de Maduro, los cantantes Marc Anthony y Ricardo Arjona.  Al efecto, Marc muy emocionado ha confesado: “venezolanos, en su lucha por la libertad ustedes no están solos”.  Y Arjona se ha disparado con unas metáforas, que me resultan ser, flores viejas y envenenadas.  Ambos, y todos los anteriores, juegan a estar con Dios y con el diablo, pues la venta de sus discos está en el pueblo, pero su hechura, difusión y distribución depende de las grandes empresas discográficas, que están contra la revolución Bolivariana, ya sea por convicción o por solidaridad con sus pares, las transnacionales petroleras, que dicho sea de paso, quieren que vuelvan los tiempos aquellos de, 80% para ellas, y 20% para Venezuela.

¿Y nosotros los dominicanos, en nuestro patio, que velas estamos aportando para que se haga efectivo el entierro de Maduro y la Revolución Bolivariana iniciada por Chávez?  ¡Ah!...  Miguel Guerrero, Nuria Piera y otros están haciendo sus democráticos aportes.  Cuando aludo a Miguel Guerrero, estoy refiriéndome a un periodista que  nunca encontró motivos, para reclamarle a Joaquín Balaguer, respeto a los derechos humanos.  Para saber de qué estoy hablando, léase su artículo titulado - La crisis venezolana- Un trabajo que rezuma odio e incomprensión hacia esa revolución y sus líderes, y una indolencia total a las causas originarias y logros de la misma.  El  enlace de más abajo, corresponde a ese artículo. 

http://www.acento.com.do/index.php/blog/12754/78/La-crisis-venezolana.html

En este accionar contra la Revolución Bolivariana, Nuria Piera tampoco ha querido estar ausente.  Véase en el video suministrado más abajo, como ella en una entrevista al Embajador de Venezuela en nuestro país, se ensaña contra esa revolución y sus líderes.  En esta entrevista, nuestra Nuria comportándose como una María Conchita Alonso cualquiera, le enrostró al embajador, que en nuestro país si hay democracia y libertad de expresión, a diferencia de Venezuela, donde no la hay.

Bien… respecto a esa declaración de Nuria, para confirmar esa premisa de la libertad de prensa que tenemos en la Republica Dominicana, me gustaría oír su respuesta a la pregunta siguiente: ¿qué pasaría con los patrocinios a sus programas, si ella, en vez declararse antichavista, se declarase chavista y por ende defensora de la Revolución Bolivariana y antineoliberal? ¿Cree ella, que específicamente la Coca Cola la seguiría patrocinando? 

Esta pregunta, después de la cancelación de una joven periodista del equipo de trabajo de Nuria,  porque esta comunicadora, simplemente, se había tomado una foto con el embajador venezolano que nos ocupa, viene a ser complementaria de un perfil, que revela lo que ella entiende por democracia con libertad de expresión.

En esta orquestada campaña contra el proceso Bolivariano, tampoco ha querido estar ausente el editorialista del periódico digital acento.com.do.  Su editorial de fecha 21de febrero del año en curso, titulado: “Venezuela en crisis y la posición de la República Dominicana” es toda una joya de tergiversaciones y acomodos que pactan con la política de ataque contra la aludida Revolución.  En el enlace de más abajo vea usted lo expresado en ese editorial y llegue a sus propias conclusiones.

http://www.acento.com.do/index.php/news/166559/56/Venezuela-en-crisis-y-la-posicion-de-la-Republica-Dominicana.html

En el patio trasero del territorio del Tiburón, el toque final al sumarse a esta sucia campaña de difamación, para descredito y desestabilización, la han dado los empresarios dominicanos y sus pares caribeños.  Estos Ángeles guardianes de “sus derechos humanos”, le están pidiendo al gobierno de Maduro que respete los derechos humanos de los venezolanos.  Resulta chocante y cínica esta petición, cuando sabemos, que ellos no respetan esos derechos a su pueblo, ni a los obreros y empleados a su servicio, porque es bien sabido, que si en un momento dado, ellos necesitan de guardias y policías para sofocar una demanda justa de sus obreros y empleados, en pocos minutos tendrán cientos de gorilas entrenados para matar gente, y para protegerlos a ellos, sus capitales, e intereses en general.  

En Venezuela, están tirado a las calles los ricos y sus hijos; los pobres de allá, están del otro lado.  En República dominicana no está sucediendo lo mismo, porque los pobres de aquí están semimuertos y envilecidos de tantos sufrimientos y mal comer, tanto, que se le han agotado sus fuerzas y el coraje para las protestas.  Además, los pobres de aquí, saben cuan pesado son los juegos de la burguesía para reprimir.  La guerra de abril de 1965 con su operación limpieza y la represión brutal a la poblada en 1984, son ejemplos de ello

Además, nuestro país, no tiene calidad moral para dirigirse a otro estado pidiendo lo que no practica en su propio territorio.  Aquí, la policía mata a mansalva a sus ciudadanos humildes, y se roba descaradamente el erario sin que haya consecuencias, y  los empresarios se hacen de subsidios millonarios, cuyos efectivos bien podrían ir a planes sociales y a mejoras salariales.

En este contexto, mire usted si hay irracionalidad, puesto que el programa Petrocaribe, para el pueblo ha venido a ser una carga sumamente onerosa, que lo será por mucho tiempo, pues todo el dinero a crédito que se ha dejado de pagar, para que fuese empleado en programas de desarrollo social, misteriosamente ha ido a parar a manos del empresariado y de la claque política en el poder.  De esa deuda contraída, sólo le ha tocado al pueblo pobre y explotado, pagarla con enormes cargas fiscales e inflación, que se traducen en más penurias y dolor, para gente que ya está viviendo desde hace mucho tiempo una vida de precariedades.  

En este punto le pido a Dios, que si Maduro dialoga con la oposición,  ceda al pedido de ellos, de abandonar el programa de Petrocaribe, porque lo consideran lesivos a sus intereses, para que entonces, estos “empresarios demócratas” se agencien encontrar con el Tiburón de la Bahía, los beneficios que habrán perdido con la Revolución Bolivariana.

Al interior de Venezuela, sus lobos y buitres nacionales están haciendo lo suyo.  Los burguesitos están tirados a las calles pidiendo su libertad de expresión y sus derechos humanos, básicamente consistente en recuperar los chequecitos que obtenían de PDVESA, para con esos chelitos, poder todos ellos, (papa, mama, hijos, querida, nietos y demás) volver a sus andanzas de compra por Europa y todo Estados Unidos. En esto, también están los empresarios neoliberales, y los especuladores de todo tipo incluyendo la banca local e internacional en coordinación con los “lideres” locales, como Enrique Capriles y Leopoldo López, ambos protegidos del Tiburón, y usados para llevar a cabo todas las diabluras contenidas en el libreto “operación suave”, donde hasta cuentan con buitres, que están pidiendo una invasión al Tiburón con su ejército, para que los vayan a liberar de tanto opresión.   

¿Y en lo internacional, como marchan los aprestos para derrocar el gobierno de Venezuela? Ya vimos como los empresarios del Caribe se han unido al tiburón y a los demás vertebrados aéreos y terrestres, para combatir a Maduro.  Les han seguido en esa, la jauría anticastristas residentes en Miami y otras ciudades, como los casos de Bob Menéndez y John McCain, quienes, ya está pidiendo a voces invadir a Venezuela, para sacar el clavo del zapato que constituye el Chavismo y para proteger los intereses norteamericanos.

También han dicho presente la derecha al más alto nivel por boca de los  presidentes, Juan Manuel Santos de Colombia, Sebastián Piñera de Chile y Ricardo Martinelli de Panamá.  Pero quien realmente le ha puesto la tapa al pomo, es el presidente Barak Obama.  El pide diálogo y respeto a los venezolanos, afirmando que es inaceptable la violencia ejercida contra la oposición, que tirada a la calle practica el bandolerismo y el terrorismo sin frenos ni medidas.  Como podemos colegir, Para el premio Nobel de la paz, lo que él llama represión en Venezuela, es legítimo su práctica en el país que él dirige, donde la policía de cualquier estado, arremete con todo los hierros, a romper costillas, cabezas, y traseros, a los integrante de un grupo que proteste por lo que sea.

En esta ocasión, tal como los presidentes que le precedieron antes y después de un golpe de estado,  Barack Obama, al igual que ellos, proclama acciones contundentes para apuntalar la libertad y la democracia en Venezuela y defender los derechos humanos de las personas,  principalmente, los de los más desposeídos, tal como han hecho- supongo yo- en Vietnam, Filipinas, Irak, Afganistán, Libia, Siria, Egipto, Checoslovaquia, Chile, Honduras, República Dominicana, Haití, y en todo país que han invadido

Todos a una, y  aliados a la CIA y la USAID y a otras agencias y personajes que son instituciones dentro del Nuevo Orden Económico, quienes al igual que los anteriores, piden acciones enérgicas para derrocar al “autoritario” Presidente Maduro.

Es toda una estructura física y mediática al más alto nivel que dispone el Tiburón y sus lobos y buitres, con suficiente dinero y apoyo logístico para operar con ataques crueles y despiadados tendentes a consumar su planeado golpe al gobierno de Venezuela.

Para estos logros tienen trabajando a tiemplo completo a CNN, Telemundo, Univisión, Fox New", periódicos como El País de España, y bombardeando por internet cuanta mentira sea propicia a sus fines, poniendo en práctica la máxima de que el fin justifica los medios, por lo que una mentira repetida mil veces, puede llegar a convertirse en una verdad, o por lo menos, a sembrar la duda y hasta la discordia

Estos mismos días se cumplen 25 años del “caracazo”, cuando millones de personas se tiraron a las calles porque no soportaban más el hambre y la miseria a que los habían condenado los gobiernos de la IV República.  En estas protestas fueron masacrados muertos más de 5 mil personas por los gobiernos de quienes hoy dirigen la oposición y hablan de irrespeto a los derechos humanos.  Sin embargo, algunos sectores de la oposición, no toda, con intenciones golpistas, no se resignan a la derrota electoral y tratan de alcanzar, a través de la violencia, lo que no pudieron alcanzar en las pasadas elecciones.

Desgraciadamente, el Tiburón y asociados, siempre han estado del lado de los gobiernos que maltratan y roban a sus pueblos, practicando una política exterior de inhumanidades atroces.  Siempre ha sido así.  Tan solo recordar que estuvieron del lado del Apartheid en Sudáfrica, y que siempre han apoyado a los gobiernos de tiranos ladrones y asesinos, puestos por ellos para  subyugar y depredar, ilustra esta premisa.  Si ello es así de manera incontrastable, ¿por qué  creerle ahora, que en el caso de Venezuela su participación es distinta, y que en consecuencia, el petróleo, no es su objetivo final?

Hasta ahora, de los protagonistas en este proceso contrarrevolucionario para eliminar el Chavismo y la Revolución Bolivariana, sólo hemos hablado del Tiburón, de lobos y de buitres.  Pero en esta selva, no podemos soslayar la activa participación de loros y cotorras, leones y panteras, de hienas, alacranes, arácnidos venenosos y serpientes, y hasta de saltacocotes, galipotes, chupacabras, puercos y demonios.

La naturaleza salvaje en ellos, de matar para vivir, más sus alaridos… aullidos, voces y acciones de guerra… ahuyentan la paloma de la paz y la paz misma. ¡Válgame Dios! ¿En qué mundo tan miserable es que vivimos?  ¿Hasta cuándo, Señor, serán todos estos infortunios sobre la faz de la tierra?