Solo “Piki”, Líder de Sicarios, sigue Vivo

Destelao.com te informa 

Santo Domingo.- De los tres hombres declarados como prófugos por la Policía Nacional cuando, en abril pasado  se anunció la existencia de una banda de sicarios al servicio de violentos grupos de narcotraficantes asentados en la región Este del país, sólo no ha sido reportado muerto Salomón Eusebio Rosario (Piki), ya que los otros dos han sido ejecutados.

Los otros reportados prófugos fueron los hoy extintos Juan Félix Cordero Febles (alias Copelín) y Rafael Rijo Astacio (alias Kico y Maestrico), quienes con diferencia de una semana fueron encontrados muertos en San Cristóbal.

La Policía Nacional sospecha que Rijo Astacio asesinó a su jefe Cordero Febles por mandato de miembros de alguna banda de narcotraficantes, la cual a su vez lo ejecutó (a Rijo Astacio) para eliminar al testigo de la primera ejecución.

El cadáver de Rijo Astacio fue encontrado el viernes en Yaguate, en San Cristóbal, cerca de donde también encontraron a los ejecutados Febles Cordero,  el sargento mayor  Luis Méndez y el chofer Abraham de los Santos. La Policía buscaba a Rijo Astacio con relación a esas tres muertes.

Salomón Eusebio Rosario se habría asociado con uno de los grupos de narcotraficantes que actualmente están en guerra por el control del negocio de las drogas en la región Este y que habría tenido su origen en un tumbe de 500 kilos de cocaína ocurrido en 2009.

  “Piki” y “Copelín” eran considerados por las autoridades como personas de cercana amistad.

La Policía describe esa relación en un reporte en el que indica que “las informaciones señalan que “Piki” y “Copelín” se dan un trato de hermanos, “Copelín” visita frecuentemente la madre de “Piki” y le pide la bendición como un hijo”. Rijo Astacio era tenido como un hombre de confianza de Cordero Febles, a quien usaba como ejecutor de los asesinatos que   eran encomendados al grupo de sicarios.

“Kico” o el “Maestrico”, al igual que sus antiguos jefes, era un hombre con suerte para salir en libertad, pues fue apresado en al menos tres ocasiones luego de ser sometido a la justicia, y en abril pasado fue de los tres de su banda que no fueron detenidos tras  un sonado caso en el que fueron acribilladas dos personas y otras dos resultaron heridas. A Rijo Astacio se le atribuye haber sido el gatillero que dirigió, por mandato de “Piki” y “Copelín”, el intento de asesinato de Elpidio Antonio Bergés Ramírez, quien  sobrevivió a  una lluvia de tiros que le hicieron cuando estaba en el lavadero de carros Cutón, en La Romana.

En ese incidente murieron Juan Jazmín Febles y Rafael Ramírez, resultando heridos Bergés Ramírez y Elías Jiménez Vargas. Este incidente ocurrió el 10 de marzo de este año.

El informe policial indica que quien contactó a la banda para ese trabajo fue   “Piki” y se informa  que no le pagó el trabajo porque la víctima señalada no resultó muerta.

La Policía Nacional también indica que en abril    “Kico” o “ Maestrico” participó en la ejecución de Junio Guerrero Torres, sindicado como parte de la banda, pero que fue asesinado a instancia de otro de los miembros del grupo, Alexander Mota Febles, quien celaba a su expareja con él.

Pero la suerte para eludir la cárcel de “Kico” o “Maestrico” también se puso de manifiesto en  octubre de 2011 cuando fue arrestado por la Policía Nacional, con un arma ilegal y seis cápsulas. Sin embargo logró librarse.

El julio de 2011, según los informes policiales, Rijo Astacio también tuvo participación activa en el asesinato de dos personas en el Centro Cervercero Momón, en San Cristóbal. En esa ocasión fueron asesinados Ramón Antonio Herrera (alias Momón) y Héctor Bienvenido Castillo.  

30/09/2013

comments